Carretillas eléctricas

La intralogística sin emisiones del futuro

Carretillas eléctricas de STILL

La energía eléctrica siempre ha sido una fuerza motriz decisiva para la historia industrial, y ahora, a principios del siglo XXI, está experimentando una nueva fase de auge. Precursores y pioneros como Werner von Siemens y Hans Still también pusieron su granito de arena para esto, aunque no fueran los inventores propiamente dichos. Después de todo, la piedra angular del motor eléctrico se colocó ya en 1819, cuando el físico y filósofo danés Hans Christian Orsted descubrió el electromagnetismo. Varios científicos continuaron investigando en esta línea hasta que en 1838 el físico e ingeniero Hermann Jacobi utilizó por primera vez un motor eléctrico en un barco en San Petersburgo.

Hans Still, fundador de la empresa

Un visionario de la electricidad en Hamburgo

Si echamos un vistazo a la mente maestra del genio e inventor Hans Still constataremos los valores y estrategias que se han convertido en factores clave de la industrialización desde 1920, y es que él supo combinar provechosamente los conceptos de "electrificación" y "movilidad". El fundador de la compañía supo reconocer en su momento la creciente demanda de suministro de electricidad móvil, y con la estación de luz "Matador" representó el espíritu de la época. Este generador compacto y fácil de usar llevó la energía allí donde se necesitaba, tanto dentro como fuera de Alemania.

EK 2000: el primer transportador eléctrico de STILL

Cuando futuro y tradición se dan la mano

Los conocimientos en ingeniería eléctrica, combinados con una visión clara de las necesidades del mercado del momento, fueron los encargados de allanar el camino para los primeros productos exitosos del período de posguerra. Con el telón de fondo de la continua falta de combustible en la posguerra, en julio de 1945 un equipo de diseño formado por dos empleados ya comenzó a desarrollar transportadores eléctricos. Y en 1946, Hans Still presentó el carro eléctrico EK 2000, un vehículo de transporte eléctrico con una capacidad de carga de 2 toneladas. Robusto, maniobrable y por fin independiente de los costosos combustibles fósiles, este vehículo marcó el inicio del camino que STILL recorrería hasta convertirse en fabricante de carretillas industriales.


En el puerto de Hamburgo, este ágil carro eléctrico se convirtió en una ayuda indispensable. El vehículo arrastraba con gran habilidad hasta diez remolques a través del puerto con sus innumerables naves de almacenamiento. Rápidamente llegó el siguiente producto de éxito: un tractor de tres ruedas, cuya fama se extendió como la pólvora con el nombre de "Muli Mobil" por todas las plantas industriales y almacenes de la entonces joven República Federal Alemana.

La evolución eléctrica

Del tractor de tres ruedas a la primera carretilla eléctrica

Hasta mediados de los años cincuenta las carretillas elevadoras eran prácticamente desconocidas en Europa, o al menos las de fabricación nacional. El mercado europeo de las carretillas elevadoras prácticamente nació en 1946, cuando las fuerzas de ocupación americanas vendieron carretillas elevadoras del parque de vehículos del ejército a empresas alemanas. STILL reconoció rápidamente la necesidad de un equipo de transporte que no sólo pudiera remolcar, sino también elevar. En 1949 se presentó en el mercado la EGS 1000, la primera carretilla elevadora de STILL. El cambio de batería lateral, instalado por primera vez de serie en la STILL R 9 a mediados de los sesenta, hoy en día sigue siendo considerado todo un estándar de la industria. En 1977 STILL combinó con maestría muchas de las innovaciones logradas hasta entonces en la serie de carretillas eléctricas R 50, que se transformó rápidamente en el "Volkswagen Golf" de las carretillas eléctricas, y en la carretilla de tres ruedas más vendida de su clase.

Estudios de diseño

Visiones del futuro en intralogística

El hecho de que STILL estaba dando forma a la futura historia de la compañía con sus desarrollos tecnológicos resulta particularmente palpable si analizamos dos estudios de diseño: la RXX y la cubeXX. l prototipo de carretilla eléctrica RXX, presentado en 1998, combina un diseño futurista con numerosos adelantos tecnológicos. Por ejemplo, la cabina de altura ajustable optimiza la seguridad, así como la cámara de vídeo instalada en la parte trasera. El peso trasero variable y extensible, que se adapta automáticamente a la carga recogida en cada caso, optimiza la capacidad de carga. El principio de la "6 en 1" inspiró el prototipo cubeXX presentado en 2011. La cubeXX combina las características de la carretilla contrapesada, la transpaleta eléctrica y el apilador eléctrico, la recogepedidos horizontal y el apilador para dos niveles, todo ello en un solo vehículo. Controlada a través de la red, la cubeXX se desliza de manera autónoma por centros logísticos y salas de producción. Esta idea visionaria es la expresión de una estrategia que se centra en la vida laboral cotidiana y en las cadenas de valor del futuro basándose en diferentes escenarios y previsiones con el fin de desarrollar equipos y servicios flexibles. Por decirlo de otro modo: "Aprender del futuro para el futuro"

/products/Company/100_Jahre_STILL/Electric_trucks/Story-5_RXX.jpg
Konzept-Elektrostapler

Potencia sin emisiones

La RX 50 tiene una misión sagrada

En 2011 STILL presentó la nueva carretilla eléctrica RX 50, la carretilla contrapesada de tres ruedas con tracción eléctrica de rueda trasera más compacta de su clase. Entre otros elementos, el diseño de la carrocería se basó en el estudio de diseño de la RXX. Numerosas mejoras ergonómicas subrayan la creciente importancia de contar con un puesto de trabajo saludable. Características como un mayor espacio para las piernas y un innovador techo protector, que asegura una visibilidad óptima, combinan la proporción perfecta de funcionalidad y comodidad. Y el haber sido galardonados con el codiciado premio IF Product Award no hace más que confirmarlo. Funciones como estas han abierto muchas puertas a la RX 50... incluso las de la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano, donde el departamento de mantenimiento de la catedral confía exclusivamente en este modelo de STILL para sus sagradas salas. Para interiores llenos de obras de arte irremplazables, donde hasta los suelos son delicados, esta carretilla contrapesada inteligente con conducción de cero emisiones es siempre la primera opción.

La familia de carretillas contrapesadas eléctricas de STILL

Eficiencia única, sin emisiones

Más rendimiento, más dinamismo, más disponibilidad. Es lo que reclaman los clientes, y en enero de 2018 STILL respondió a sus demandas con una nueva incorporación, compacta y ágil, a su familia de carretillas contrapesadas eléctricas: la nueva y flamante RX 20. Esta carretilla se luce especialmente en entornos de trabajo caracterizados por ausencia de emisiones, pasillos de ancho reducido y condiciones de alto rendimiento de dos o tres turnos, como en mercados de bebidas y materiales de construcción, en comercio y logística, en el sector de los alimentos, o en el suministro de producción de las industrias de ingeniería mecánica y automoción.

STILL RX 60

Energía de emisión cero para una logística sostenible

En 2019, STILL abrió un nuevo capítulo en su historia de modelos eléctricos y relanzó la serie RX 60-25/35. La potente aceleración, una velocidad de traslación de 21 km/h y una nueva mejora en la velocidad de elevación la convierten en "el acelerador". El nuevo concepto de accionamiento, con refrigeración activa y rutas acortadas para la transmisión de potencia, garantiza tiempos de reacción más cortos con la máxima potencia de tracción desde el arranque. Se trata de la primera carretilla contrapesada eléctrica que ha superado pruebas independientes de productividad con carretillas elevadoras diésel comparables, contribuyendo así de manera óptima a las estrategias de logística ecológica de los clientes del siglo XXI.

La fórmula del éxito eléctrico

Eficiencia + pureza = estar preparado para el futuro

En algunas industrias, la limpieza absoluta es la baza ganadora, por ejemplo, en lo que respecta a los alimentos. La llamada ley de pureza alemana, reconocida en todo el mundo, se aplica no sólo a los ingredientes de la cerveza, sino también a los aspectos intralogísticos. Y quién mejor que los expertos en cerveza de Krombacher para confirmarlo. Con una producción de más de 5,5 millones de hectolitros de cerveza al año, esta cervecería privada es una de las más importantes de su sector. Sostenibilidad y minimización de las emisiones de CO2son factores de vital importancia, y sólo mediante la utilización de potentes carretillas contrapesadas eléctricas se puede lograr un entorno de producción libre de partículas, manteniendo al mismo tiempo el máximo rendimiento de manejo. Con este fin, la STILL RX 60-50/600 se modificó para adaptarse a los requisitos especiales de la industria de las bebidas. Su fiabilidad y su excelente disponibilidad operativa han convencido de lleno a Günter Hombach, jefe del almacén de productos terminados y carga de Krombacher: "Nuestras carretillas tienen que funcionar en todo momento. No podemos permitirnos paradas. Por eso damos tanta importancia a la fiabilidad y el servicio personal. Llevamos años trabajando con éxito con STILL y no podríamos estar más satisfechos con la seguridad y el servicio de sus carretillas contrapesadas eléctricas".

Lo difícil se hace fácil

Pura potencia para superficies libres de polvo

El aire limpio también es una prioridad en la industria de los embalajes, por ejemplo en Lünewell, el especialista en embalajes de cartón corrugado y papel. Cada año se producen y manipulan allí 150 millones de metros cuadrados de cartón corrugado. Pero como todo el mundo sabe, el papel es muy pesado, sobre todo si hablamos de rollos de hasta 3,8 toneladas. Por ello, las potentes carretillas elevadoras RX 60 se encargan de la descarga de los camiones y del transporte al almacén. Gracias a ello, se pueden apilar hasta tres rollos de papel con una altura total de 7,5 metros uno encima del otro, de manera compacta y sin hollín. Las 30 carretillas industriales eléctricas de STILL están en uso constante en Lünewell. Andreas Isermann, jefe de mantenimiento, solo tiene elogios: "La nueva RX 60 nos ha dejado perplejos con su rendimiento. El comportamiento de conducción también es extraordinario. Además, la carretilla ha sido absolutamente fiable y no ha tenido ni un fallo desde que se puso en funcionamiento".

Elektrostapler

Carretillas eléctricas de STILL

¿Alguna pregunta sobre nuestras carretillas eléctricas? No dudes en ponerse en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

También puedes informarte online: Vista general de las Carretillas eléctricas de STILL.

Saludos*