21.10.2019

Desplazamiento de cargas en condiciones extremas: la nueva flota de carretillas elevadoras mantiene la planta de fundición en movimiento.

Sector: Automotriz/Fundición
Empresa: aproximadamente 2.000 empleados en las localidades alemanas de Singen y Mettmann, cerca de Düsseldorf. Ingresos: 550 millones de euros.
Desafíos: la constante modernización de los procesos logísticos. La capacidad de producción actual es de aproximadamente 180.000 toneladas y más de 12.500.000 piezas de fundición por año.
Soluciones: colaboración a largo plazo, optimización de la flota y del flujo de materiales y soluciones a medida

Productos STILL: carretillas elevadoras diesel RX 70-50600 (capacidad de elevación de 5 t), varias carretillas RX 60 (capacidad de elevación de hasta 5 t), EXV 20 Li-Ion (capacidad de elevación de 2 t).
El concepto de servicio de STILL: Carretillas de reserva, dos técnicos de servicio de STILL en dos turnos en el taller del cliente, servicio de guardia los fines de semana (con tiempo de respuesta de dos horas).
Opciones para el cliente de STILL: numerosas soluciones especiales que se adaptan a las necesidades del cliente como, por ejemplo, carretillas elevadoras con asiento giratorio o control de acceso mediante un chip RFID.

Con el fin de asegurar la posición de la empresa en el tan competitivo mercado de la industria de la fundición automotriz, los expertos en carretillas elevadoras de STILL han actualizado las carretillas industriales de la planta de producción de FONDIUM en Singen. El sistema de gestión de flotas "FleetManager" de STILL permite mantener una buena visión general de la flota en todo momento. Aunque la flota se redujo de 136 a 119 carretillas, la reorganización ha permitido que las carretillas elevadoras puedan utilizarse y operar con mucha más rapidez. Esta también es una forma muy efectiva de ahorrar en los costos de servicio y mantenimiento. Asimismo, se han dispuesto 23 carretillas de almacén de iones de litio sin mantenimiento estacionadas directamente en los sectores o áreas importantes, cada una con sus propias estaciones de carga. Ya no es necesario trasladar las carretillas elevadoras hasta las antiguas estaciones centrales de carga o tener a mano múltiples baterías de recambio.

 

 

Preparados para el futuro

Desde su nacimiento en la localidad alemana de Singen am Hohentwiel en 1895, Georg-Fischer (GF) Automobilguss se ha convertido en una de las principales empresas de componentes de hierro fundido para vehículos pesados. Estos componentes comprenden pinzas de freno para la renombrada empresa Knorr-Bremse, así como cubos de rueda y nudillos de dirección para fabricantes de camiones como Daimler, MAN, Renault, DAF y Volvo.

Con cerca de 2.000 empleados, las sedes de GF en Singen y en Mettmann, cerca de Düsseldorf, alcanzaron recientemente unos ingresos de 550 millones de euros. En la planta de Singen se producen principalmente piezas de vehículos para camiones, mientras que la de Mettmann se centra en la producción de componentes para automóviles. A finales del año pasado, el Grupo GF, con sede en Schaffhausen (Suiza), reestructuró su cartera de productos, y ambas fundiciones fueron adquiridas por el Grupo FONDIUM. Sin embargo, GF y FONDIUM siguen trabajando juntos en algunas áreas. Manuel Veser, Jefe del Centro de Logística en Singen, tiene plena confianza: "Con nuestra capacidad de producción actual y alrededor de 180.000 toneladas que salen cada año, nuestros procesos de diseño y producción asistidos por ordenador nos permiten entregar grandes series listas para su uso con un total de más de 12.500.000 piezas de fundición".

El sistema de gestión de flotas "FleetManager" de STILL permite mantener una buena visión general

En la planta de Singen, se actualizan regularmente todos los procesos de producción y logística, así como el equipo de producción. Aquí es un factor esencial disponer de una flota de carretillas elevadoras adaptadas a las necesidades precisas de producción. En el marco de una colaboración exitosa, ahora en su quinta generación de alquiler, las carretillas industriales se optimizan por la filial de STILL en Friburgo y los empleados de FONDIUM cada cuatro años, siendo sustituidas a menudo por nuevas carretillas. Todas las carretillas elevadoras cuentan con transmisión de datos GPRS y un chip RFID para las autorizaciones de conducción. Mathis Märgner, que trabaja en el mantenimiento de la flota en Singen, comenta: "Usando el sensor de aceleración en el registrador de accidentes, una carretilla elevadora puede ser configurada para cambiar a un modo de velocidad reducida si excede los valores de aceleración predefinidos. Esta respuesta no sólo puede utilizarse para evitar daños por colisión, sino también para impedir que las carretillas elevadoras circulen demasiado rápido por terreno irregular". Manuel Veser añade: "Desde hace ya algunos años, con el FleetManager de STILL, mantenemos un registro de todos los daños por colisión. Junto con STILL, se han analizado los patrones de daños tanto de las carretillas elevadoras como de las mercancías y se han podido identificar y eliminar las posibles fuentes de peligro en las rutas de conducción dentro de la planta. Gracias a las sesiones anuales de formación de conductores y a los libros de registro de operaciones, que se actualizan constantemente de acuerdo con el comité de empresa, los conductores de carretillas elevadoras han mejorado considerablemente su comportamiento al volante. Los daños se han reducido en alrededor del 80 por ciento".

El registro de las carretillas elevadoras también proporciona una forma clara de mostrar si ciertas carretillas están trabajando a plena capacidad, mientras que otras carretillas elevadoras incluso podrían haber trabajado ya durante demasiadas horas. Por lo tanto, gracias a este registro se reduce al mínimo el riesgo de incurrir en nuevos gastos de mantenimiento y reparación como consecuencia de que se superen las horas de funcionamiento contractuales. Las estandarizaciones y optimizaciones de la flota permiten también que las carretillas elevadoras puedan intercambiarse con mayor facilidad entre los sectores o áreas de la planta. Esto, a su vez, asegura que cada carretilla elevadora pueda ser utilizada a plena capacidad de manera más eficiente.

Lo último en tecnología: la tecnología Li-Ion para almacenes mejora la disponibilidad

Por primera vez, se han estacionado 23 carretillas de almacén con baterías de iones de litio en los sectores o áreas individuales. Las ventajas son obvias: con cargadores separados en cada sector o área, el apilador eléctrico de gran alcance EXV 20 de STILL puede estar disponible en cualquier momento. Mathis Märgner está firmemente convencido de la nueva tecnología: "El factor más importante fue el ahorro de tiempo al eliminar los largos viajes a las estaciones centrales de carga y los largos tiempos de carga requeridos para las baterías de celdas húmedas. Al contar con estaciones de carga individuales en cada sector o área, podemos cargar los apiladores Li-Ion durante breves períodos de tiempo en cada descanso. Después de sólo 30 minutos, las baterías de Li-Ion estarán cargadas al 50 %, y esta carga provisional no afectará a la vida útil de la carretilla elevadora. De este modo se elimina la necesidad de utilizar múltiples baterías de recambio y largos ciclos de carga, así como el costoso mantenimiento de las baterías de células húmedas que se utilizan en entornos polvorientos". Alexander Heimburger, director de ventas de la filial de STILL en Friburgo y líder del proyecto de la flota de carretillas elevadoras, confirma: "Este potencial de optimización se determinó durante nuestras intensas sesiones de consulta. Las baterías de plomo-ácido sólo tienen una vida útil de cuatro años, como resultado de la necesidad de mantenimiento al utilizarse en el entorno polvoriento de la fundición y la carga provisional necesaria. Una utilización irregular y poco frecuente también reduce la capacidad de las baterías de celda húmeda utilizadas en los apiladores. Las baterías de Li-Ion no requieren de ningún servicio y tienen un voltaje constante, lo que significa que ofrecen un rendimiento completo y consistente a lo largo de su extremadamente larga vida útil. Dependiendo del diseño de la carretilla elevadora y los requisitos a los que se someta, la tecnología de Li-Ion puede amortizarse por sí misma después de sólo uno o dos años de uso".

La flota de carretillas elevadoras hecha a medida

En los últimos cuatro años se han utilizado alrededor de 50 carretillas elevadoras eléctricas RX 60, con una capacidad de elevación de 2,5 a 5 toneladas, y cada una de ellas ha alcanzado aproximadamente 15.000 horas de funcionamiento sin ninguna avería notable. La planta de fundición, con sus pesadas piezas de fundición, es un clásico entorno en el que las carretillas elevadoras se pueden utilizar adecuadamente. Con 50 portadores diferentes disponibles para la RX 60, estas resistentes carretillas son responsables de la gran mayoría del flujo de material interno. "La seguridad es la máxima prioridad en FONDIUM. La última vez que cambiamos nuestras carretillas elevadoras, como resultado de los daños por colisión, añadimos una protección adicional para el techo, protecciones de seguridad en los techos de la cabina, y barandillas en los lados de la cabina del conductor. Además, todos los cargadores frontales fueron equipados con la Luz de Seguridad STILL 4Plus - con luces intermitentes que señalan la dirección de marcha en cuatro puntos diferentes, los transeúntes se percatan más rápidamente de la carretilla elevadora y tienen más tiempo para reaccionar", dice Sascha Heim, el Gerente de Ventas de Área de STILL responsable de FONDIUM.

Antes de que se puedan llevar a cabo esas optimizaciones, se debe realizar una intensa labor de planificación y diseño en relación con las carretillas elevadoras. El equipo de logística de la planta de FONDIUM evalúa los resultados de esos análisis junto con los responsables de los departamentos pertinentes. Manuel Veser: "Cada una de nuestras exhaustivas reuniones reveló que nuestra flota sólo podía organizarse de forma óptima si trabajábamos también con las áreas relevantes de los sectores de la planta. Gracias a los numerosos pasos de trabajo y a la larga experiencia de STILL y Mathis Märgner, pudimos transformar las versátiles configuraciones de carretillas elevadoras en versiones personalizadas y solicitar a STILL una flota de carretillas elevadoras diseñada exactamente para responder a nuestras necesidades".

Profundizando en los detalles

Se están introduciendo cinco resistentes carretillas RX 70-50600 para el transporte de cargas pesadas a las fundiciones. La compacta carretilla elevadora diesel de STILL combina una dinámica ágil con un control de conducción de última generación en tecnología híbrida para lograr un consumo especialmente bajo. El parabrisas delantero de protección contra el calor, y no curvado, está fijado en un marco de acero. Con el fin de proteger los neumáticos delanteros de las chispas, se han cubierto los guardabarros metálicos, los faros y los cilindros de inclinación con una jaula metálica protectora. En el lado derecho de la cabina del conductor, por encima de la ventana de la cabina, se ha instalado una pantalla de protección térmica adicional. En total, se realizaron 18 modificaciones especiales en la RX 70.

Práctico y flexible: accesorios con dispositivo basculante

El sistema hidráulico del acoplamiento RX 70 con el dispositivo basculante también está protegido de las chispas proyectadas y de los residuos de fundición que caen. El mecanismo de inclinación permite activarse fácilmente desde la cabina del conductor, sin que éste tenga que salir de la carretilla elevadora.

Carretilla elevadora de asiento giratorio ergonómico para rutas de transporte largas

Otro ejemplo es la carretilla elevadora de asiento giratorio RX 60-25 hecha a medida. Tres de estas carretillas elevadoras se utilizan para largas rutas de transporte. El asiento del conductor gira 45 grados y con el pedal de doble acción para la aceleración y el frenado, los conductores pueden disfrutar de una posición de asiento ergonómica al dar marcha atrás. En consecuencia, las cargas pueden transportarse cómodamente hacia atrás con carretillas elevadoras de transporte en el interior. El mayor campo de visión también garantiza una mayor seguridad al conducir marcha atrás.

Servicio y mantenimiento bien organizados

En el taller del cliente trabajan diariamente dos mecánicos de STILL en dos turnos de 6 de la mañana a 6 de la tarde. Fuera de ese horario y durante los fines de semana, un técnico de servicio de STILL puede desplazarse a la planta en un plazo de dos horas como parte del servicio de guardia. En el caso de las carretillas elevadoras particularmente importantes, también se dispone de carretillas de reserva. "Junto con el equipo de logística de la planta, hemos creado un servicio eficiente in situ como parte de nuestra gestión de la planta de producción. En un panel se muestra claramente toda la información específica de este trabajo. Esto nos ofrece una rápida visión general del estado de todas las órdenes y tareas en el taller. Las reuniones semanales de evaluación ayudan a mejorar aún más esta eficiente organización", explica Alexander Heimburger. Esto se traduce en una elevada disponibilidad, alrededor del 90 por ciento, de las carretillas industriales.

Resumen

Se necesitan carretillas elevadoras robustas, ergonómicas, precisas y de diseño confortable para desplazar las cargas pesadas y por suelos irregulares en el polvoriento entorno de la fundición. Manuel Veser resume: "Nuestra excelente colaboración con STILL se basa en las resistentes carretillas RX 60. Hemos logrado muchas experiencias positivas con estas fiables carretillas elevadoras de primera calidad a lo largo de los años. También hemos podido aprovechar el amplio potencial de optimización con el FleetManager de STILL y las carretillas de almacén de Li-Ion sin mantenimiento".