¿En qué debes fijarte antes de comprar una carretilla retráctil?

Las carretillas retráctiles permiten trabajar cómodamente en pasillos estrechos

Las carretillas retráctiles están diseñadas para trabajar en pasillos estrechos con total comodidad. Por la disposición de las horquillas, en el lateral izquierdo o derecho del conductor, permiten que el operario se desplace en horizontal sin necesidad de realizar amplias maniobras de giro a la hora de depositar la carga en las estanterías. La situación de las horquillas es la característica más evidente que la diferencia a simple vista de una carretilla contrapesada, cuyas horquillas se sitúan al frente el conductor. Pero también hay que fijarse en otros detalles si queremos acertar en el momento de comprar una carretilla retráctil. ¿Buscas un modelo fiable? Entonces no puedes perder de vista las siguientes características técnicas.

La estabilidad del mástil de la carretilla retráctil es esencial

Los mástiles, que logran alcanzar una gran altura con un más que considerable peso residual, son una pieza clave en una carretilla retráctil. Por ello, STILL monta mástiles triples hasta una altura de 5.900 mm. A partir de esta altura los mástiles se refuerzan para obtener mayor capacidad residual y, además, se realiza un reforzado superior a partir de 9.200 mm de altura de elevación.

Para una mayor visibilidad, menor mantenimiento, e incluso para alcanzar un mayor valor residual, STILL ha creado en exclusiva un mástil con desplazamiento lateral. Un recurso que evita que la función de desplazamiento del palé se dé en el tablero porta-horquillas. De esta manera se evita la subida de manguitos y, en comparación con otras carretillas del mercado, se consigue una visibilidad superior a través del mástil.

Un mástil estable, capaz de detener los tiempos de espera frente a una estantería, es imprescindible para maximizar el tiempo de trabajo con las cargas. Por ello es vital optar por aquellas carretillas retráctiles capaces de detener las vibraciones con rapidez. En STILL somos conscientes de que este detalle técnico es esencial para favorecer el rendimiento y por eso nuestros mástiles son robustos, estables y muy seguros gracias al sistema de contrabalanceo ALS (o Estabilizador Activo de Cargas) y OptiSpeed.

Para conseguir que el movimiento de cargas sea aún más fácil y fluido, la amortiguación de transición suave del mástil permite preseleccionar de forma automática la altura de elevación, así como realizar un registro exacto de la altura de elevación en la pantalla. Como resultado, la mercancía se maneja con movimientos suaves y precisos.

Escoge un modelo exigente

Las carretillas retráctiles pueden equiparse para realizar las tareas más arduas. Como sucede con las carretillas contrapesadas elevan con facilidad las mercancías pesadas y voluminosas. Gracias a la enorme capacidad de carga residual, las carretillas retráctiles STILL consiguen elevar a 13 metros hasta 1.000 kg de mercancía. Por tanto, no tengas miedo de exigir lo que demandarías a una contrapesada.

Siempre compactas

Es imprescindible que una carretilla retráctil sea compacta, ya que su misión es trabajar con comodidad entre pasillos estrechos. Los modelos STILL se desenvuelven con facilidad en los espacios de trabajo más restringidos, gracias a su concepto compacto.

 

Los modelos más compactos permiten desenvolverse con facilidad en espacios reducidos

Ancho de chasis

La medida del chasis es fundamental, no solo para circular con comodidad entre los pasillos estrechos, sino para manejar la carga correctamente. Desde el chasis estrecho (de 1140 mm) al extra ancho (de 1650 mm), STILL contribuye a que los movimientos de las carretillas retráctiles sean precisos y cómodos ofreciendo diferentes chasis que se adecúan a distintas formas de uso:

Un chasis estrecho es especialmente adecuado para pasillos con mucha circulación de carretillas retráctiles, ya que son más estrechas de lo normal, y también son muy cómodas para acceder a estanterías drive-in.

• Si necesitamos dejar el palé en el suelo con el mástil recogido (o atrás), es importante tener en cuenta que deberemos escoger modelos de chasis estrecho que además integren patas portadoras estrechas.

• Los chasis estándar de STILL nos permitirán mover Europalés y además depositarlos en el suelo con el mástil recogido.

• Si trabajas con palés americanos, es probable que necesites una carretilla retráctil con un chasis ancho y patas portadoras más anchas de lo normal que te permitan dejar la carga en el suelo con el mástil retraído.

• Por último, el chasis extra ancho hará que sea muy sencillo trabajar con un Europalé en posición transversal y dejarlo en el suelo con el mástil retraído.

Busca ruedas de calidad que no limiten el área de trabajo

Aunque parezca un detalle menor en la estructura general de una carretilla, las ruedas afectan al comportamiento de nuestra carretilla retráctil ya que limitan el área de trabajo en el que puede moverse sin complicaciones. Por tanto, resulta imprescindible escoger unas ruedas de calidad, que no nos impidan manejar mercancías en el interior ni en el exterior de nuestro almacén.

Sin duda, sabemos que los neumáticos son capaces de llevarte aún más lejos. Las ruedas especiales súper elásticas de las carretillas retráctiles STILL (como sucede en el caso del modelo FM-X SE) hacen posible el movimiento de mercancías no solo en el interior del almacén sino también en su exterior.

Si estás buscando una carretilla retráctil con seguridad reforzada, ¡es el momento de que aproveches la promoción limitada de STILL! Ahorra hasta un 30% con los paquetes premium y consigue un precio aún más económico para los sistemas de seguridad Assistance Plus, Safety Plus y Performance Plus.

 

 

Deja un comentario

Comentario

No hay comentarios