Optimiza el espacio con las estanterías almacén push back

Estanterías almacén 'push back'

Las estanterías son elementos primordiales en nuestro almacén ya que nos ayudan a gestionar el espacio según las necesidades de nuestro negocio. Planificar con cuidado el diseño de nuestras estanterías hará que nos movamos con agilidad, nos permitirá acceder a la mercancía de forma fácil y, lo que es más importante, hará que rentabilicemos al máximo cada metro cuadrado de nuestra superficie de almacén.

Hoy os mostramos el funcionamiento de las estanterías almacén push back, cuándo escogerlas y qué detalles técnicos harán que sean fiables y muy duraderas.

¿Cómo se trabaja en las estanterías almacén push back?

Las estanterías push back siguen el principio de gestión LIFO (del acrónimo en inglés Last In First Out). Es decir, el último palé que se introduce en la estantería es el primero al que podemos acceder con nuestra carretilla o transpaleta.

Estas estanterías se estructuran en diferentes columnas de estantería, vigas transversales y carros móviles que crean una especie de armazón abierto por un lateral. En esta estructura los carros móviles son esenciales ya que permiten que la carga que se introduce en la estantería empuje la mercancía almacenada de forma natural, debido a la inclinación de los raíles, dejando espacio al nuevo bulto.

En el diseño de las estanterías almacén push back, por tanto, cada elemento es esencial ya que cada uno de ellos trabajan para que la recuperación del último palé introducido siempre sea fácil, ligero y cómodo.

¿Cuáles son las limitaciones de este tipo de estanterías?

Esta disposición tiene innumerables ventajas, pero también ciertas limitaciones si no se escoge de forma cuidadosa. Las estanterías push back son ideales para espacios en los que se almacenan mercancías homogéneas, de muy pocas referencias, y que tienen una frecuencia de rotación media. Por eso resulta necesario recibir asesoramiento técnico previo por parte del equipo de expertos de STILL, quienes valorarán si esta es la solución más rentable para tu almacén.

Estructura estantería push back

¿En qué detalles técnicos debo fijarme a la hora de escoger una estantería de este tipo?

Carro móvil: Actúa como tope para cada palé y evita que la carga golpee resbale o caiga por el extremo de la estantería.

Estabilidad del embudo de carga: Para trabajar con comodidad en una estantería push back es imprescindible que la sección de carga sea firme. Si es una estructura inestable, es fácil golpear la estantería con la mercancía durante el intento de posicionarla en el lugar correcto, algo que provoca que se dañe con rapidez.

Protecciones: Como hemos comentado, las estanterías de almacén push back han sido diseñadas para acceder a ellas desde un único lado. Para garantizar que no se tomará la mercancía desde el lateral de la estantería, STILL introduce protecciones laterales que complementan la seguridad de la estructura.

Salida a nivel del suelo: Si necesitas recuperar la mercancía con una transpaleta manual, es necesario que las estanterías almacén push back integren una salida a nivel del suelo. Observa que este elemento ofrezca protecciones laterales que impidan los daños, así como refuerzos en la salida.

Topes: Para evitar las colisiones debido a imprudencias, STILL ofrece la posibilidad de situar topes de rueda frente a la estantería que contribuyen a que la carretilla se detenga a una distancia correcta. Este elemento impide el deterioro de las máquinas y de la estructura de almacenaje durante las operaciones diarias.

 

 

Carriles estanterías push back

¿Te gustaría recibir información sobre las estanterías de almacén push back? Sabemos cómo planificar el espacio de tu almacén para obtener la mayor viabilidad económica. ¡Contacta con nosotros!

 

Deja un comentario

Comentario

No hay comentarios