Ligereza, fiabilidad y respuesta en las maniobras: todo lo que debes pedir a una transpaleta manual

Transpaleta manual STILL

El uso de una transpaleta manual es imprescindible para el trabajo diario dentro de un almacén y, debido a su sencillo manejo, son reconocidas como una de las herramientas más habituales para mover cargas en horizontal. Sin embargo, en ocasiones es frecuente que nos precipitemos y nos decantemos por modelos económicos, pero menos sólidos, que a la larga encarecen los costes operativos. Estas son las razones por las que acertarás al escoger un modelo de fiable y de calidad.

Menos fatiga

Trabajar con comodidad es clave porque nos permite enfrentarnos con mejor predisposición a la exigente tarea de mover pesadas mercancías. Un diseño ergonómico y un timón pensado para evitar el sobreesfuerzo y facilitar las maniobras también se traduce en un bienestar físico general y, no lo olvidemos, en una mayor eficacia y productividad en la ejecución de todas nuestras tareas.

Mejor capacidad de elevación

Una transpaleta manual robusta, con una buena capacidad máxima, permite realizar el trabajo con menos movimientos. Es importante, por tanto, prestar atención a este detalle ya que es clave si pretendemos resolver las tareas con rapidez y agilidad. ¿Sabías que la STILL HPT 30 es una transpaleta diseñada para los pesos más pesados por su capacidad máxima de 3.000 kg?

Materiales más duraderos

Las transpaletas manuales son herramientas de trabajo que, con frecuencia, sufren un notable desgaste. No solo es habitual que realicen un sobreesfuerzo constante o que pasen por numerosas manos durante la jornada diaria, sino que, en ocasiones, además es usual que tengan que hacer frente a las condiciones más extremas: ambientes polvorientos, secos o extremadamente húmedos y fríos.

La oxidación o el desgaste prematuro sin duda acorta la vida útil de una transpaleta manual. Pensar de forma cuidadosa en qué ambientes trabajaremos antes de decidirnos a comprar una transpaleta nos ayudará a prestar atención a la calidad de los detalles y decantarnos por los modelos que nos ofrezcan una mejor respuesta con el paso del tiempo.

Las transpaletas STILL HPT 25 GA y HPT 25 ST son unos modelos pensados para soportar las condiciones más difíciles. Por sus materiales y revestimientos (galvanizado o acero inoxidable) oponen una increíble resistencia frente a la corrosión y el desgaste y repelen mejor la suciedad, algo que facilita las tareas de limpieza.

Una potente ayuda en el trabajo

Elevador de tijera

Porque una transpaleta manual también puede ser una útil herramienta auxiliar de trabajo, resulta muy práctico que integre funcionalidades que hagan que nuestro día a día sea aún más fácil.

El elevador de tijera permite facilitar la carga y descarga y hace que los trabajos de montaje sean especialmente cómodos, ya que evita que el operario tenga que tensar o doblar la espalda constantemente. El motor supone otra significativa ayuda para el operario debido a su capacidad de agilizar la elevación de la carga, uno de los procesos más arduos. En este terreno, las STILL HPT 10 XE y las HPT 10 XM son dos modelos extraordinarios.

Las transpaletas también resultan muy útiles para pesar cargas, precisar los pesos de transporte, anticipar posibles sobrecargas o chequear la mercancía entrante. Otras funciones opcionales son el recuento de piezas por entrada o el cálculo del peso de la pieza, que la STILL HPS 20 W/ 25 W hace posible.

¿Te gustaría encontrar el modelo que mejor se adapte a tus procesos de trabajo? Nuestro equipo estará encantado de poder asesorarte para conseguir que logres que los movimientos dentro de tu almacén sean rápidos, efectivos y de alto rendimiento. ¡Contacta con nosotros hoy mismo!

 

 

Deja un comentario

Comentario

No hay comentarios